El mercado laboral está loco... ¿Qué hacer con él?

Puede que no sea algo que una empresa normal note, particularmente si se trata de una Pyme en la que la cantidad de contrataciones no es muy alta... Pero el mercado laboral se ha deteriorado considerablemente en el último año.

En Performia trabajamos contratando personal para docenas de empresas, y evaluamos miles de candidatos a cargos muy diversos, cada semana. Y hemos notado una serie de cambios muy curiosos en el mercado laboral en los últimos tiempos, desde que un cierto microbio nos sacudió las vidas un poco.

Los meses justo después de las primeras cuarentenas en 2020 fueron duros para la economía... Pero al mismo tiempo fueron fantásticos para el mercado laboral. Tal y como predijimos en los primeros días, los despidos masivos y liquidaciones de empresas, aunque muy desafortunados, significaron que una gran cantidad de personas volvió de golpe al mercado laboral... Incluyendo trabajadores y profesionales excelentes, que no habrían perdido su trabajo de otra manera.

Las empresas que contrataron en estos tiempos, y en los meses posteriores a la época de cuarentenas en Colombia, se encontraron con un mercado laboral con muchísimas opciones, y denso de personas muy productivas buscando una empresa a la que prestar sus talentos. En Performia cerrábamos en una semana procesos de contratación que usualmente tomarían un mes o más.

Pero luego, las cosas se asentaron. La gran mayoría de los cesantes muy productivos se emplearon, y el beneficio post-crisis se perdió... pero los efectos psicológicos del 2020 se siguen notando en la población que busca trabajo hoy en día. Y hay tres factores principales que hemos visto en este último año.

EL PRIMER FACTOR

Lo primero que hemos notado se ve claramente en los resultados de nuestras pruebas, y es que las personas están emocionalmente afectadas. Uno de los rasgos de nuestro test de personalidad mide la "Felicidad": El grado en el que una persona se enfoca en sus problemas, o en las posibles soluciones a ellos. Hemos visto que la tendencia de la felicidad en las personas ha ido a la baja en estos tiempos. El miedo y las desesperanza esparcidos por los medios de comunicación ciertamente surgieron efecto: Han aplastado a la población general... Y gracias a ello nos han vuelto un poco más manipulables que antes.

EL SEGUNDO FACTOR

Lo segundo que hemos notado es que, ahora que se demostró a la fuerza que prácticamente cualquier cargo administrativo se puede hacer desde casa, muchas personas no están dispuestas a someterse al transporte público por varias horas al día solo para ir a la oficina. Y esto hace que en cargos en los que es necesaria la presencia del empleado en la oficina, automáticamente se descarta la mitad de los candidatos, aquellos que no están dispuestos a trabajar de manera presencial.

Este es un problema con muchas facetas. El transporte público en una ciudad como Bogotá ciertamente puede ser una experiencia agotadora si hay que someterse a él cada día. Por otro lado, no sabemos realmente el efecto que tiene el trabajo en casa a largo plazo. Sí, hemos visto que en la mayoría de cargos la productividad no se reduce demasiado... Pero los aspectos de comunidad e interacción humana en la oficina, igual que la distinción específica entre el entorno de trabajo y descanso, son factores cuyos efectos no conocemos.

EL TERCER FACTOR

Lo tercero y lo último que hemos visto, es algo que se escapa del entendimiento. A comparación de antes de las cuarentenas, las personas parecen no querer trabajar. La razón por las que esto nos deja tan perplejos, ¡es que la gente sigue necesitando trabajo! La economía no se ha recuperado completamente todavía, y hay muchas personas buscando trabajo... Pero también hay un nivel muy alto de deserción del puesto por razones insustanciales, un grado de compromiso muy bajo en promedio, y una cantidad reducida de personas que siquiera se toman la molestia de aplicar a alguna vacante.

Todos estos factores combinados hacen que el número de candidatos valiosos y contratables sea mucho menor que incluso el número que veíamos antes de la crisis... A pesar de que el número total de desempleados sigue siendo bastante alto. Contratar se ha vuelto todo un reto, y es muy fácil quedarse con un candidato mediocre porque no parece haber otra opción, o sencillamente por no saber detectar adecuadamente su mediocridad.

Entonces, ahora que te pintamos la dificultad de la situación...

¿QUÉ PUEDES HACER AL RESPECTO?

Nuestras recomendaciones son las mismas de siempre... Pero hay algunos aspectos en los que deberías enfocarte con especial atención.

1. Contrata por productividad real

Debes evaluar la productividad de todos tus candidatos. No es una posibilidad no hacerlo hoy en día, sin exponerse a un gran riesgo de "contratar" gato por liebre. Pregunta por resultados reales en tus entrevistas, verifica estos resultados, y no te dejes encantar por una cara bonita, un vestido costoso, o un diploma atractivo. Siempre evalúa la productividad real de la persona.

2. Considera el trabajo en casa

Esto es algo que puede que no quieras escuchar... Pero muchos buenos candidatos están detrás de la barrera del trabajo en casa. Si necesitas programadores, ingenieros o cargos por el estilo que realmente se pueden hacer bien remotamente, deberías considerar seriamente darle la posibilidad de trabajar en casa a estos empleados o candidatos. Ellos se ahorrarán los pasajes, y tú te ahorrarás la electricidad de sus computadores.

Solo asegúrate de ponerles un buen sistema de estadísticas para medir su producción verdadera. No caigas en la trampa de medir horas en el computador en vez de medir resultados efectivos valiosos.

3. ¡Nunca dejes de buscar!

Si como empresa te limitas a publicar vacantes y evaluar candidatos cuando necesitas urgentemente llenar un puesto, lo más probable es que te la pases contratando lo menos peor para llenar el hueco que necesitas llenar.

Cada empresa, sobre todo si tiene más de 20-30 empleados, debería estar constantemente escaneando el mercado laboral. Hoy en día es aún más difícil encontrar a alguien bueno que antes, así que si alguien excelente aparece, contrátalo sin importar que no le tengas escritorio listo. Verás que se justificará mucho a largo plazo.

4. Asiste a nuestro diplomado, "Construya su Equipo"

Los tres tips anteriores son excelentes, pero un artículo como este tiene sus límites. Así que si quieres realmente conocer todo lo que hay para conocer acerca de la contratación, los recursos humanos, el manejo del personal y del liderazgo, solo tienes una opción... Y es asistir a nuestro diplomado.

Como siempre, este diplomado no es para todos. Es una experiencia intensa que cambiará totalmente tu manera de pensar sobre los recursos humanos, y no es económica... Pero si quieres transformar tu empresa (y tu vida), en nuestro diplomado lo podrás hacer en solo cuatro días, y con nuestra asistencia profesional directa. Y la inversión que hagas en el diplomado se te devolverá exponencialmente en cuestión de meses.

Nuestra próxima fecha se acerca... ¡Así que te esperamos pronto!

¡Haz clic aquí para conocer más detalles!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.