Aplausos

El arte de felicitar

Aunque ha habido una mejora en esta área, los ejecutivos aún tienden a dar por hecho que su personal trabaja y obtiene buenos resultados, sin importar si ellos se involucren o no. ¡Después de todo, por eso se les paga!

Y aunque esto es cierto, nada es más motivador que un agradecimiento genuino por el buen trabajo hecho... Ni siquiera el salario mismo lo reemplaza. Pero desafortunadamente, demasiado a menudo esto se descuida completamente en la mayoría de empresas.


El ejecutivo tiene poco tiempo para prestarle atención a su gente... y usualmente se lo dedica todo al tipo problemático que acaba de volver a estrellar el carro de la empresa, o al vendedor que no vende. Pero, ¿y los más productivos? Ah, esos saben lo que hacen. Así que el ejecutivo les da más trabajo y se devuelve a resolver otros problemas.


Pero esto es precisamente lo que puede desgastar la motivación de tus mejores miembros de equipo... Y hacerlos pensar en "buscar otras oportunidades".


Encuestas hechas a la población trabajadora muestran que el reconocimiento insuficiente y la poca atención son las razones más comunes por las que la gente cambia de trabajo. Y las actitudes y comentarios del tipo "Pa que quiero su reconocimiento, ¡deme más plata más bien!" solo los encontrarás en las personas que, en realidad, a duras penas se merecen el salario que ya se ganan.


Ninguna persona realmente valiosa cambiará la satisfacción personal por dinero. Ningún deportista de alto rendimiento renunciaría a su trofeo por un cheque un poco mayor. Y aunque no todos disfrutan por igual recibir trofeos ante el público... Todos anhelan ver la sonrisa orgullosa de su entrenador.

Así que estas son algunas maneras en que puedes apoyar a tu mejor gente:

 

  • Muestra interés en los más productivos de tu equipo, dales tu tiempo y atención. Invítalos a almorzar o a tomar un café ocasionalmente. Todo el tiempo que inviertas en ellos te será devuelto con creces.
  • Los mejores son usualmente aquellos que trabajan en sí mismos y quieren mejorar. Ofréceles la oportunidad de estudiar más, aumentar sus conocimientos o mejorar sus vidas a ellos, antes que a los más problemáticos. Te agradecerán la oportunidad más que nadie, y como saben que se la ganaron, la aprovecharán mejor que nadie.


Asegúrate de que tú y tus ejecutivos siempre tengan tiempo para dedicarle a sus mejores miembros de equipo, y verás que ese tiempo a menudo valdrá mucho más para ellos que un aumento a secas.

 

 


Foto por pressfoto - www.freepik.com

2 comentarios
    • Performia
      Performia Dice:

      ¡Buen día Aldo!

      Muchas gracias por el amable comentario. Nos alegra que te haya gustado.

      ¡Que tengas un buen día!

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.