Dinero px

El dinero es menos importante de lo que crees

Obviamente, el dinero es importante. El propósito de este artículo no es convencerte de que el dinero “no importa”, ya que esto simplemente no es cierto. Con dinero compraste el dispositivo con el que estás leyendo esto ahora. El dinero paga tu comida, agua, techo y electricidad. Sería de locos decir que no tiene importancia.

Pero el dinero no es tan importante como puede que creas. O más bien, se le suele dar más importancia de la debida...

Si quieres conseguir mejores empleados, págales más. Si quieres motivar a tus empleados, págales más. Si quieres tener una vida mejor, gana más. Si quieres ser feliz, gana más. Dinero, dinero, dinero.

Afortunadamente, hoy en día se está comenzando a poner más atención en otros factores, pero en la mentalidad general de la gente, el dinero a menudo sigue demasiado arriba en la lista de prioridades. Y aunque, de nuevo, el dinero es vital para poder vivir en sociedad hoy en día, el problema está en considerar que todos los problemas se solucionan con dinero.

Enfoquémonos en uno de estos problemas que muy a menudo se tienden a solucionar únicamente con dinero: La retención de personal.

Según un estudio gigantesco que hizo Gallup, una de las empresas de encuestas de opinión pública más grandes del mundo: “La gente deja a sus jefes, no a sus organizaciones”. Tanto dinero desperdiciado en el desafío de retener a la gente valiosa: mejor paga, mejores beneficios y mejor entrenamiento – cuando, al final, la rotación depende de los jefes.

Otro estudio interesante fue hecho por Beverly Kaye y Sharon Jordan-Evans, los autores del libro “Love'Em or Lose'Em (Ámalos o piérdelos). Para su libro, le preguntaron a más de 17.000 personas: “¿Por qué decidieron quedarse en una organización?”. Recopilaron 20 razones, listadas en orden de frecuencia. El 91% de los encuestados mencionaron una de estas dos razones: “un trabajo emocionante y desafiante” y “crecimiento profesional, aprendizaje y desarrollo”.

El dinero difícilmente es el factor principal en la retención. Por supuesto, la gente trabaja, en parte, para poder tener con qué vivir. Y con todos los factores siendo iguales, a cualquiera le gustaría ganar más. Pero si quieres tener una cultura empresarial sana, tu enfoque principal no debería ser ese. Deberían ser los desafíos que tu empresa presenta, la ayuda a tus clientes y los logros a alcanzar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.